Concejo Municipal de Porvenir fue quien pidió retirar los papeleros en la ciudad

Facebook
TWITTER

Solicitud se basa en el reclamo de algunos vecinos que, al tener uno de los tachos frente o cerca de sus casas, los veían llenos de bolsas de basura traídas desde otras viviendas y con múltiples desechos en el suelo y a su alrededor.

A los peatones de Porvenir les llamó la atención desde hace un par de semanas, la ausencia de los espaciosos basureros instalados hace algunos años por la municipalidad, frente a la mayoría de los establecimientos del comercio de la ciudad, que permitían arrojar los envases de dulces y otros desechos de productos adquiridos en esos mismos locales, restaurantes y panaderías.

Consultados los propios comerciantes, nadie supo dar respuesta de porqué el municipio se llevó los gruesos papeleros, que incluso exhibían el escudo de la comuna, los que aún servían para mucho tiempo más. “No sabemos nada, llegaron de pronto y cortaron los fierros desde su misma base y se los llevaron.

Creemos que los van a reemplazar por otros mejores o quizás la municipalidad los va a reparar y volver a instalar”, fue la respuesta más escuchada. Pero no. “Se retiraron a solicitud del Concejo Municipal, porque al final sólo se producían microbasurales a su alrededor”, respondió el administrador municipal, Ildefonso Neira. “Iba la gente a acumular basura de sus casas en los papeleros públicos.

Eso fue lo que argumentó el Concejo para disponer el retiro de los basureros. Fueron sacados en varios lugares de Porvenir, para que no se sigan llenando de basura y ensuciando a su derredor. Incluso, vamos a retirar el que está instalado en Onaisín, al lado de las casetas, porque siempre estaba lleno de botellas, basura en el suelo, etc., que al final se transformaba en microbasural”, especificó Neira.

Agregó que los concejales relataron que se amarraban las bolsas a dichos depósitos y que la gente debe ahora acostumbrarse a arrojar los envases en sus propios tachos de basura, en sus hogares, “como todo el mundo en todos lados”. Al ponerle como ejemplo que los niños que en su camino a la escuela compran golosinas, ahora no disponen el papelero que facilitaba echar allí los envoltorios, y los arrojan a la calle, el administrador reiteró que no se podía hacer nada ante la petición del Concejo.

Medida era selectiva pero se generalizó

Consultado el concejal Mario Cárcamo, dijo que en efecto, había lugares donde no era ya posible mantener la solución de larga data, por cuanto -como cerca de una casa de pensión del sector occidente de Porvenir- se llenaban los tachos de noche, porque había quienes llevaban su basura desde la casa, lo que ocurría incluso en canastos particulares construidos por vecinos afuera de sus viviendas. “Y otros basureros públicos yo mismo pedí que sean retirados para repararlos o reemplazarlos, porque ya estaban con evidente deterioro.

Pero nunca pensé que la medida se iba a generalizar, ya que lo solicitado por el Concejo era un tema selectivo, no en toda la ciudad”, aseguró. Por lo anterior, dijo que pedirá en una próxima sesión del cuerpo colegiado, se estudie bien la situación y se reinstalen los basureros públicos donde no causaban problemas al entorno.

Fuente: La Prensa Austral

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *