Avanza discusión sobre “sacrificio” de los perros asilvestrados

Se estima que son más de 50 mil ovinos los que pierde al año la ganadería local por acción de los llamados perros asilvestrados, principalmente en la provincia de Tierra del Fuego.

El tema, con visos de flagelo, está instalado hoy en el Senado, donde la Comisión de Agricultura discute un proyecto ingresado en enero pasado y que apunta a que las municipalidades puedan dictar ordenanzas orientadas al control de esta especie. La iniciativa busca establecer una excepción de la prohibición contenida en la Ley Nº 21.020 sobre tenencia responsable de mascotas y animales de compañía, para permitir a los municipios el sacrificio de los perros asilvestrados cuando sus ataques generen peligro a las personas o especies protegidas.

Sobre la posibilidad de dicha modificación, el veterinario magallánico Jorge Stambuk señala que “puede ser una posibilidad, pero es algo que debe evaluarse con las cartas sobre la mesa y ver qué otra alternativa tenemos”.

Agregó que en la Tierra del Fuego argentina hay documentales que muestran a los estancieros haciendo rondas, colocando trampas y permaneciendo armados para repeler el accionar de los asilvestrados, “por fortuna aún no hemos tenido ataque a personas. Pero es un problema, porque hay gente de campo que tiene unos cuantos animales, son su sustento, y ¿qué pasa cuando los pierden por estos ataques? O vamos a la fauna endémica, por ejemplo al humedal ¿cuántas veces se han metido perros? El canquén queda muy poco, el pudú y los huemules en otras partes del país también han sido afectados por jaurías. Además, los zorros igual se han empezado a contagiar con patologías propias de los perros, como el distemper”.

Una decisión

Sobre la posibilidad de “sacrificio”, Stambuk dice que “es complejo y delicado, con varias aristas, visiones y posiciones acerca de gente que está a favor o en contra. El animal evidentemente no tiene la culpa. Hay países desarrollados que no ven la eutanasia como un tema tabú. No digo que esa sea la solución, pero tarde o temprano deberá abordarse y decidirse”.

Junto a la modificación descrita, se encuentra otra moción en la Cámara de Diputados (desde noviembre de 2018) que busca declarar a los perros asilvestrados como especie exótica invasora y dispone su control por parte de la autoridad sanitaria. Además, autoriza las medidas de control consideradas en la Ley Nº 19.473 sobre caza.

Fuente: La Prensa Austral

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*