Ganadero denuncia intromisión ilegal de empresa minera aurífera en su predio

Una denuncia por intromisión ilegal de una minera aurífera industrial en su predio ganadero del cordón Baquedano denunció la familia Kusanovic de Porvenir. A nombre del grupo familiar, Diego Kusanovic señaló que “el pasado viernes, la empresa minera Placeres Recursos Mineros entró a realizar trabajos de explotación a un predio ganadero en el cordón Baquedano, sector ‘Puesto Pescado’ de Jorge Kusanovic, distante 30 kilómetros de la ciudad de Porvenir, sin autorización del propietario del predio y sin acuerdos de servidumbre”.

Como antecedente, relató que el 4 de febrero, la empresa minera remitió un correo a la familia Kusanovic, informando que al día siguiente entrarían al predio, por lo que Diego (hijo del propietario) se dirigió al lugar para verificar la presencia de los representantes de la compañía, los que sin embargo no ingresaron ese día. Sí pudo constatar que habían roto la cadena del portón de acceso, para poner un candado nuevo por parte de la empresa, acotó.

Kusanovic dejó en conocimiento del hecho a su trabajador (puestero) de que no podía ingresar nadie al predio, “menos la minera, ya que no cuentan con los permisos correspondientes”. Posteriormente, el sábado 13 recibió un llamado telefónico informándole de que la firma minera ya se encontraba realizando labores en una vega, con dos retroexcavadoras y una draga.

Ante lo sucedido, Kusanovic se dirigió de inmediato al lugar, encontrándose con que efectivamente Daniel Johnson (dueño de la empresa) se hallaba en la propiedad familiar, “manifestándole que debían salir inmediatamente del predio, porque no cuentan con los permisos respectivos para ingresar y menos explotar”, según su conocimiento.

Intervención ilegal

Kusanovic acusó que la citada empresa, “en el transcurso de dos días ya había intervenido aproximadamente media hectárea de vega, a una profundidad sobre los 2 metros, y tenían dos retroexcavadoras realizando perforación para extracción de áridos y una draga funcionando, además de una motobomba, la cual extraía agua del río del sector para hacer lavado de material y posteriormente, verter el agua contaminada en el mismo. Pero no fue lo único”, denunció.

“El 15 de febrero ingresó una máquina para realizar labores en el camino de acceso, sin autorización y estando en conocimiento Johnson de que no contaba con los permisos correspondientes para ese predio”, afirmó. Sobre los daños ocasionados, el ganadero destacó que la zona donde intervino la minera es la más productiva del campo en cuanto a forraje, al tratarse de una vega de la mejor pastura, independiente de que fuese “poco” la media hectárea trabajada.

“Afectados por unos

inescrupulosos”

“El daño en primer lugar al suelo propiamente tal. La vegetación y todo el ecosistema que da vida a esa zona se vieron afectados por unos inescrupulosos”, lamentó. Además de agregar el daño moral a la familia Kusanovic, por haber sido pasados a llevar, el disgusto y los viajes extra programáticos para dirigirse al lugar y así poder frenar las faenas de Johnson, lamentó el conocido ganadero.

Por lo sucedido, la familia Kusanovic denunció a Sernageomin (Servicio Nacional de Geología y Minería) y a la Dirección General de Aguas, calificando como grave lo que aconteció, haciendo un llamado de atención a los entes fiscalizadoras. Todo porque a su juicio “es el colmo que estos organismos se enteren de estas cosas a través del diario o post denuncia, eso no debe suceder en ningún caso”.

Demanda presencia in

situ de fiscalizadores

Estimó que los fiscalizadores debieran encontrarse en el lugar de los hechos, ya que en el cordón Baquedano hay varias empresas mineras cuyos proyectos deben ser debidamente controlados, “y no es tarea del ganadero estar pendiente de que hacen o no hacen. Nadie va estar contando cuántas toneladas de áridos se extraen y según los proyectos mineros, para no entrar en evaluación ambiental deben ser igual o inferior a las 5 mil toneladas, pero ¿quién las cuenta?”, preguntó.

Finalizó indicando que lo mismo ocurre con la utilización de las aguas, “y lo que es más incierto aún, ¿qué elemento utilizan para extraer el oro?”. Finalizó anunciando que la familia Kusanovic tomará acciones legales en el asunto. No fue posible conocer la versión de la empresa aurífera, ya que su representante en Porvenir -se conoció- está ausente por problemas de salud y el empresario Daniel Johnson se encontraba en faenas de su actividad en Baquedano.

Fuente: La Prensa Austral

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*